El objetivo es conseguir un desarrollo del alumno como persona, que se conozca mejor, que sepa trabajar en equipo, focalizando su potencial y aprendizaje hacia un proyecto que le saque del ámbito educativo y le conecte con la realidad. Lo importante no es el resultado o producto final, sino el proceso, el camino que permite al alumno conocerse y sentirse útil.

Se trabajará el desarrollo de la persona, a distintos niveles:

– La inteligencia de la atención (Mindfulness)

– El autoconocimiento (personal branding)

– Orientación vocacional

– La creatividad, la imaginación

– El mundo de las emociones

El trabajo será de tipo Cooperativo en un marco de Emprendimiento, con dinámicas individuales y grupales.

Los proyectos a realizar tendrán las siguientes características:

– Un objetivo: formado por sus sueños, sus ilusiones y motivaciones

– Una planificación conjunta: donde planifiquen, diseñen, cocreen

– Una ejecución: resolviendo problemas, desarrollando ideas y construyendo prototipos

– Una celebración: en la que observen y reflexionen sobre el proyecto

A través de los proyectos los alumnos aprenderán a resolver problemas, generar ideas, trabajar en equipo y lo más importante a conectar el mundo educativo con el mundo de la realidad, es decir, que los proyectos que desarrollen tengan un producto o servicio con una utilidad consciente para ellos, para su entorno próximo y para la sociedad.

Las construcciones con las piezas de Lego serán la herramienta a través de la cual desarrollaremos parte de los proyectos, junto con la fusión de tres metodologías o programas ampliamente contrastados y difundidos:

Ashoka Jóvenes Changemakers programa en el que los jóvenes son los protagonistas y tienen la iniciativa y la oportunidad de emprender socialmente, trabajando habilidades como la empatía, el liderazgo, la iniciativa propia, el trabajo en equipo.

Design for Change, movimiento internacional, de resolución de problemas mediante el diseño (Design Thinking), con el objetivo de que los jóvenes pongan en práctica sus propias ideas para cambiar el mundo, comenzando por su propio entorno.

Dragon Dreaming, metodología de proyectos sistémica que favorece la cooperación, que sirve a los alumnos para desarrollarse como personas, donde:

  • Se potencia no solo el propósito sino también el camino
  • Win-Win-Win: triple “win”, se gana a nivel personal, de equipo y de comunidad
  • La confianza es la parte que lo define, empezando por la confianza a uno mismo
  • Se trabaja el ser y el tener, la parte intituitiva y la racional